Los cuatro “ases” de la NFL

Broncos, Texans, Falcons y Patriots se clasificaron faltando un mes para el cierre de la temporada regular de la NFL. Las cuatro franquicias tienen líderes indiscutidos que han ganado suficiente experiencia para alcanzar el objetivo final.

Los mejores están en playoff, pero hay otros equipos que podrían definir su ingreso a postemporada en la próxima semana. En la Conferencia Nacional, solo Atlanta Falcons consiguió el objetivo, mientras que en la Americana, hay tres franquicias clasificadas: New England Patriots, Houston Texans y Denver Broncos.

Estos cuatro ases de la NFL demostraron estar por encima del resto, por ello, ya están pensando en las instancias finales de enero 2013. Todos cuentan con líderes ofensivos de experiencia y sus mariscales de campo son de elite o están en camino...


Tom Brady (Patriots) y Peyton Manning (Broncos) son los mejores quarterbacks contemporáneos de la Liga (sumo a Drew Brees, de Saints). Seguramente, estarán el  Salón de la Fama cuando decidan retirarse. Sin embargo, aún falta bastante para ello porque ambos podrían conquistar próximamente otro Súper Bowl. A lo largo de la historia de este deporte, muchos quarterback alcanzan grandes resultados en el tramo final de sus carreras, producto de la experiencia y el conocimiento del juego.

Debajo del escalón jerárquico de Brady y Manning aparecen los “Matts”, quienes conducen a Taxans y Falcons, dos franquicias que han crecido bruscamente en las últimas temporadas y, además, conformaron equipos poderosos para las finales. Matt Schaub (Texans) es un mariscal de notable inteligencia para leer defensivas y encontrar variantes en su juego, aunque su brazo no es poderoso como el de Brady. Matt Ryan (Falcons) se desempeña muy bien en la bolsa de protección y su precisión es asombrosa, pero no siempre elige la variante ideal cuando se ve asfixiado.

De los cuatro mariscales que estarán disputando los playoff, solo Manning ha sido transferido a principios de año desde Colts y carecía de experiencia con el plantel de Broncos. El resto, hace tiempo que juegan en sus equipos.

Brady es titular en New England desde 2001, cuando Drew Bledsoe sufrió una severa herida. Desde allí, nunca más soltó el puesto, a excepción de la temporada 2008, cuando se lesionó. De la mano de Tom, Patriots conquistaron 3 Súper Bowls y solo en 2002 y 2008 no jugaron en postemporada.

Schaub alcanzó este año su sexta temporada como mariscal titular de Texans, tiempo suficiente para conocer al grupo, tras su arribo desde Atlanta en 2007, y de mejorar considerablemente su juego. Las estadísticas de Matt Schaub se han ido por las nubes y, de no ser por la lesión que sufrió el año pasado, Texans podrían haber seguido su avance en la postemporada.

Ryan fue seleccionado por Falcons en el draft 2008, desde Boston College. Su juego fue perfeccionándose con el tiempo, pero sus números han crecido paulatinamente. El semblante con el grupo aumentó, al igual que la confianza que generó en sus compañeros, producto de la eficacia alcanzada en momentos clave. Así, Atlanta logró jugar playoff en 2008, 2010 y 2011, además de la actual campaña, donde Ryan y Falcons lograron la madurez necesaria para pelear por las finales.

Hay otros mariscales de campo de notable jerarquía que todavía deben encausar a sus equipos de cara al desenlace, pero los máximos candidatos ya están adentro. Eli Manning es el campeón vigente con Giants, pero la paridad en la NFC podría dejarlo afuera, sobre todo porque Dallas está reputando. En el Norte, Aaron Rodgers no se lució como en 2011, pero es un valor vital para Packers, al igual que Jay Cutler en Bears. El Oeste es un desconcierto, pero 49ers pudo haber hipotecado su futuro con el cambio de mariscal: Alex Smith es el titular, pero un partido bárbaro de Colin Kaepernick hizo dudar a más de uno en San Francisco. ¿Y Brees? Habrá que esperar los últimos resultados de Saints…

En la AFC, Ben Roethlisberger y Joe Flacco están a cargo de Steelers y Ravens, respectivamente. Ambas franquicias son candidatos naturales a las finales, pero este año no fue el mejor para ellos. La última referencia será para Andrew Luck y Robert Griffin III, conductores novatos de Colts y Redskins. Los elegidos en primera y segunda instancia en el draft 2012 están brillando, sus estadísticas son fabulosas y ambos equipos están encumbrados para ser sorpresas inesperadas en la NFL.

Los cuatro ases están en la mesa. También habrá reinas, reyes y comodines que ocuparán los 8 lugares que faltan. La etapa de definición llega a su fin. Hay equipos poderosos y otros que pueden aparecen ahora, pero todos dependerán de sus mariscales de campo... de sus ases…