Broncos y Seahawks al Súper Bowl

Denver Broncos y Seattle Seahawks serán los protagonistas del Súper Bowl XLVIII. Peyton Manning le ganó el duelo a Tom Brady, mientras que el desafío de equipos gemelos lo ganó Peter Carroll. Los campeones de conferencia medirán fuerzas con estilos disímiles, números contrapuestos y, sobre todo, talentos de gran influencia.

Imagen: http://calvinayre.com/
Imagen: http://calvinayre.com/
La súper final será inédita, sin antecedentes y, sobre todo, con los dos mejores equipos de la NFL como artistas principales. La ofensiva más efectiva de la liga se topará con la defensiva más dominante. Será el séptimo gran juego para la franquicia de Denver, mientras que Seattle disputará el segundo encuentro más importante de su historia.

Las bajas temperaturas pronosticadas para el crudo invierno americano harían que el juego del 2 de febrero tenga un condimento especial. Es más, algunos creen que podría darse el primer Súper Bowl bajo la nieve. Más allá del clima, New Jersey se prepara para un juego muy singular.

Denver Broncos jugó un campeonato notable, con estadísticas explosivas y bajo la impronta de un mariscal de campo estelar. En su segundo año en el equipo, el veterano Peyton Manning lanzó como en sus años dorados. Podría ser una temporada de diamante para él si sumamos los récords logrados, el título de conferencia obtenido y, finalmente, un posible tazón en el final de su carrera.

Por su parte, Seattle Seahawks mejoró la performance de la temporada pasada y maduró rápidamente para ensamblar las piezas sueltas. Así, se convirtió en un equipo altamente competitivo y que supo encontrar una estrategia adecuada según el potencial de sus mejores jugadores. El joven quarterback Russell Wilson está disputando su segunda temporada en la franquicia y también en la NFL. Jugar un Súper Bowl en calidad de novato es prácticamente un lanzamiento hacia un futuro prometedor.

-AFC: Broncos no dio tregua a Patriots
La final de la Conferencia Americana tuvo al duelo Manning-Brady como principal polo de atracción. Los dos mejores mariscales de la era actual eran concientes del momento que uno y otro debían afrontar: Manning viviendo uno de los mejores y últimos años de su carrera y Brady adaptándose a los cambios estructurales de la ofensiva. El partido se planteaba desde las ofensivas, con los lanzadores en plena vigencia, aunque con ciertos contrastes. El juego comenzó con tibios avances y pocas anotaciones, pero Broncos demostraba altos rendimientos en ataque y en defensa. Manning encontró con facilidad a sus receptores y Moreno avanzó sistemáticamente para perforar el cerco de Patriots. Ante ello, Brady lanzó hacia los costados con poco éxito y fue capturado con agresividad, provocando dudas y fallas bastante llamativas. Además, Talib salió por lesión y esto empeoró el panorama. Denver aprovechó eso y mucho más, fortaleciendo la defensiva y jugando con rigidez a la hora de atacar. Además, Thomas brilló con sus recepciones y fue el arma más contundente del equipo de Colorado. El cambio táctico de New England no funcionó y esta vez sus corredores Stevan Ridley y LeGarrette Blount encontraron resistencias permanentes a la hora de acarrear. Así, Manning y Thomas brindaron una clase de pases para sellar la victoria que los lanzó hacia el gran juego de febrero.

-NFC: Seahawks fue más sólido que 49ers
En contraposición con la Americana, la Conferencia Nacional medía a dos equipos defensivos y con potencia corredora a la hora de atacar. Sus mariscales de campo, Russell Wilson y Colin Kaepernick, jóvenes y con poca experiencia, tenían la misión de repetir lo que habían logrado hasta ahora. Con perfiles similares, la batalla tuvo un inicio estruendoso, con errores y pocas situaciones. Llegar a la zona roja fue complicado en ambos extremos del campo, pero San Francisco decidió jugársela en cuartas oportunidades con el marcador 3-0 para Seattle. Esa jugada generó un touchdown vital para comenzar a definir el partido y 49ers tomó decisiones erráticas para cavar su propia tumba ante la mejor defensiva de la NFL. El tercer cuarto fue increíble porque hubo una intensidad de juego elevada y las tensiones aumentaron, lo que provocó que el duelo mejorara en todos los aspectos y la diferencia fuese de 3 puntos nuevamente. Otra mala decisión de San Francisco impidió el sueño de la igualdad y Seahawks se aferró a las corridas de Lynch y al brazo preciso de Wilson, que manejó el partido con frialdad, a diferencia de Kaepernick, un líder atlético y que jugó con más espíritu que inteligencia.

Súper Bowl XLVIII:
Se jugará el 2 de febrero en New Jersey y tendrá a la ofensiva número 1 de la NFL vs. la mejor defensiva de la liga. Denver Broncos vs. Seattle Seahawks, seis finales vs. un gran juego.
-Con 37 veranos, Peyton Manning tuvo uno de los mejores años de su carrera, con 5477 yardas en pases, 450 completos, 55 touchdowns y solo 10 intercepciones. Notable. La línea ofensiva de Broncos fue fundamental para esta producción ya que Manning apenas fue capturado en 18 ocasiones, casi una por partido, lo que permitió movilidad, tiempo y espacio para cada jugada. Asimismo, Demaryius Thomas, Eric Decker, Wes Welker y Julius Thomas sumaron 317 recepciones, 4284 yardas y 33 tochdowns, cifras escalofriantes. El abanico de opciones para el quarterback veterano fue fundamental. Sin embargo, no todo fue ataque aéreo en Broncos porque el corredor Knowshon Moreno realizó 241 acarreos, para 1038 yardas y 10 TD's. La combinación del juego ofensivo hace recordar la última etapa dorada de la franquicia, cuando John Elway era el quarterback y Terrell Davis su corredor. En tanto, la defensiva mejoró notablemente en postemporada y fue decisiva para llegar al Tazón.
-Seattle apuesta a uno de los mejores corredores de la NFL, Marshawn Lynch, quien sumó 1255 yardas en el año, con 12 touchdowns por tierra, más 36 recepciones y 2 anotaciones por aire. La potencia y habilidad de Lynch generaron expectativas desde su llegada a la franquicia en 2010. Sin embargo, la aparición de Russell Wilson potenció aún más lo que el corredor venía desarrollando en el ataque de Seahawks. El novato quarterback proveniente de la Universidad de Wisconsin explotó en su segunda temporada en el equipo, combinando juego aéreo y terrestre, con gran habilidad e inteligencia. Wilson se ubicó entre los mejores 10 mariscales de la campaña regular, con buenos números: 3.357 yardas en pases, 26 TD's y solo 9 intercepciones. Su defensiva es la mejor y es especialista en detener mariscales. En los últimos tazones, las defensivas se impusieron ante ofensivas brillantes y Seattle puede dar el "batacazo", a pesar del favoritismo de Denver.

Algunos datos interesantes:
-El partido se jugará en el MetLife Stadium de New York, que alberga 82.500 espectadores, tiene 200 palcos y en abril de 2010 fue remodelado a un coso de 1.600 millones de dólares.
-Se estiman ganancias por 600 millones de dólares en New York, en todo concepto; el año pasado, New Orleans alcanzó los 480 millones.-La entrada más barata cuesta u$s 2899 y hay palcos de hasta 28 mil. La NFL dispuso 1000 boletos promocionales a 500 dólares, en respuesta a las quejas de los espectadores.-Se estiman 4 grados centígrados de temperatura, que es la idéntica a la más baja en que se haya jugado un SB. Fue en 1972: Dallas vs Miami.-La seguridad es prioritaria y habrá, entre policías y agentes privados, una cifra cercana a los 4.000 efectivos.-Luego de New York, los próximos SB serán en Glendale-Arizona (2015), Santa Clara-California (2016) y Houston-Texas (2017).-Bruno Mars estará en el show del medio tiempo junto a Red Hot Chili Peppers. El año pasado deslumbró Beyoncé.-La soprano Reneé Fleming cantará el himno americano, para olvidar el papelón de Cristina Aguilera de 2013.-El año pasado hubo más de 164 millones de televidentes solo en EE.UU. El SB es el programa vas visto en la historia y supero la marca de la serie MASH.