El "súper bowl" argentino

El próximo sábado 1° de noviembre, desde las 16:00, se disputará el Tazón Austral X que coronará al campeón argentino de fútbol americano. Se repetirá la misma final de 2013, con Cruzados y Tiburones como protagonistas. La gran diferencia lo ofrecerá el terreno, ya que durante 2014 los partidos se desarrollaron en una cancha de césped sintético, algo inédito hasta ahora y que potenció muchísimo el juego de los seis participantes. Cruzados fue el último ganador y en las diez ediciones de la liga acumula 3 títulos, mientras que Tiburones logró 2 campeonatos. En las semifinales, Cruzados demolió las aspiraciones de Legionarios con un contundente 35-7 y, en el otro encuentro, Tiburones sufrió hasta el final para eliminar a Corsarios por 12 a 6.

El torneo 2014 tuvo a Cruzados y a Corsarios como principales animadores, con 8 victorias y 2 derrotas para ambos. Luego, Tiburones (6-4) alcanzó el tercer puesto de la campaña regular, mientras que Legionarios (3-7) se acomodó cuarto y último clasificado a la postemporada. Los eliminados fueron Jabalíes (3-7) y Osos Polares (2-8). La Liga Argentina de Football Americano comenzó en 2004, y el Tazón Austral de este año conmemorará la década inicial de la organización. Además, será la primera vez que se dispute una final en el terreno sintético del Club Champagnat, ubicado en Av. Gral. Pacheco 1351 (El Talar).

Las semifinales:
Tiburones 12-6 Corsarios. El partido fue de menor a mayor, sobre todo en emociones. Tras un parcial 0 a 0 que se proyectó hasta el medio tiempo, Matías Bezruk anotó el primer touchdown para Tiburones, producto del predominio de su juego terrestre. La igualdad llegó con una gran jugada de engaño y una acción reversible entre Tomás Kouba y Facundo Mazzini. Sin embargo, Corsarios no podía afianzar su ataque con Federico Poy. Así, Francisco López reemplazó al líder ofensivo, desplazando al quarterback de receptor, algo habitual en el conjunto negro. Los dos equipos no lograrían los puntos extra de cada anotación y el score indicaba 6-6. La diferencia del partido llegó faltando pocos minutos para el cierre, tras los acarreos de Bezruk y una audaz corrida de Tomás Goñi, el quarterback tiburón, quien festejó augurando un feliz desenlace. Restaba un último avance corsario, cargado de dramatismo, errores y algunas discusiones. La definición se extendió hasta la zona roja, con los “piratas” golpeando la puerta, pero el tiempo no ayudó y la desesperación desde afuera contagió a los jugadores. El pitazo del árbitro lanzó a Tiburones a otra final.

Cruzados 35-7 Legionarios. El encuentro tuvo a un equipo dominante, producto del crecimiento que alcanzó Cruzados en las últimas temporadas. Además, es el actual campeón de la F.A.A., coronado en 2013. Sin embargo, en el inicio del primer cuarto las acciones fueron parejas, con la defensiva de “la legión” impidiendo los avances del favorito. Una jugada clave desmoralizaría a Legionarios, cuando no pudo avanzar más allá de la yarda 15 y, posteriormente, fallaron un gol de campo. A partir de allí, todo fue para “la hermandad”, que atacó con su juego aéreo mediante los pases de Thomas Haberl, y quien encontró a Joaquin Pérez Curiel para el primer touchdown. Inmediatamente, Mauro Scala realizó una patada corta y Cruzados recuperó el ovoide. Haberl y Pérez Curiel volvieron a lucirse para el 14-0. En poco tiempo, “la legión” se desmoronó cuando dejaron caer el balón y perdieron otra vez la posesión. Un nuevo pase de anotación perforó la end zone gracias a una atrapada de Pedro Urzúa. En la segunda mitad, el mariscal Haberl corrió con la pelota y marcó por tierra. La única acción ofensiva exitosa de Legionarios llegó con un acarreo del quarterback Agustín Sánchez. El último touchdown de Cruzados sucedió cerca del final, con otra acción aérea de las figuras del partido que enviaron al equipo a otra definición: Haberl y Pérez Curiel.

Medios de prensa: los periodistas y reporteros gráficos que deseen acreditarse para el X Tazón Austral, deberán enviar un correo electrónico a la dirección  prensa@faarg.com.ar (contacto Hugo Ferreyra).
Imágenes: F.A.A.