Brady vs. Manning: el duelo que polariza las finales de conferencia

A un partido del Súper Bowl, los cuatro finalistas deberán rendir al máximo para alcanzar el objetivo común. A esta altura, los mejores equipos de la NFL no pueden titubear. En la Conferencia Americana, los dos mejores quarterback de esta era definirán el título: Tom Brady y Peyton Manning conducirán a sus franquicias en el mejor partido del año, a excepción del Tazón del 2 de febrero. Ambos suman 926 pases de anotación. Así, New England Patriots y Denver Broncos, con sus virtudes ofensivas, podrían brindar un show de touchdowns inédito.
Imagen: AP

Por otra parte, la Conferencia Nacional verá un desafío totalmente distinto, con dos equipos formados desde su ataque terrestre y su solidez defensiva. Aunque el origen de este deporte fue tácticamente similar, algunos entrenadores han decidido retornar a las fuentes y jugar con la fortaleza física de los corredores, sobre lo que un mariscal de campo pueda determinar con sus pases. San Francisco 49ers y Seattle Seahawks será un enfrentamiento defensivo y la mayoría de los puntos llegarían desde Frank Gore y Marshawn Lynch.

-New England Patriots vs. Denver Broncos (hoy 17:00 Bs.As. ESPN): todos mirarán el duelo de mariscales de campo, Peyton Manning (ganó 4) vs. Tom Brady (ganó 10), aunque hay otros condimentos fuertes para este partido notable.

Broncos:
-Ofensiva (total 1°, pasando 1°, corriendo 15°): la mejor ofensiva de la NFL superó fácilmente a San Diego con el mismo juego demostrado en la campaña regular. La idea es mantener ese juego, aunque New England haya cambiado su estrategia ofensiva. Con 37 veranos, Peyton Manning tuvo uno de los mejores años de su carrera, con 5477 yardas en pases, 450 completos, 55 touchdowns y solo 10 intercepciones. Notable. La línea ofensiva fue fundamental para esta producción ya que Manning apenas fue capturado en 18 ocasiones, casi una por partido, lo que permitió movilidad, tiempo y espacio para cada jugada. Asimismo, Demaryius Thomas, Eric Decker, Wes Welker y Julius Thomas sumaron 317 recepciones, 4284 yardas y 33 tochdowns, cifras escalofriantes. El abanico de opciones para el quarterback veterano fue fundamental. Sin embargo, no todo fue ataque aéreo en Broncos porque el corredor Knowshon Moreno realizó 241 acarreos, para 1038 yardas y 10 touchdowns. La combinación del juego ofensivo hace recordar la última etapa dorada de la franquicia, cuando John Elway era el quarterback y Terrell Davis su corredor. Más allá de las estadísticas, Denver tendrá enfrente  a una defensiva que contiene mejor cuando se intenta pasar el ovoide, por lo tanto, Manning deberá cuidarse de posibles intercepciones para no sufrir y, asimismo, confiar aun más en Moreno para correr con el balón.
-Defensiva (total 19°, pasando 27°, corriendo 7°): los números de las defensas son más auspiciosos para Broncos y todo hace pensar que estos equipos "pasadores" apuntarán a lo que mejor hacen: lanzar, sobre todo porque Brady tiene más chances hoy de hacerlo que ante Colts. Si Patriots decide correr como ante “Indy”, posiblemente tenga problemas y el mariscal estelar tendría un partido más cómodo para su brazo.

Patriots:
-Ofensiva (total 7°, pasando 10°, corriendo 9°): cuando un quarterback de elite conduce una ofensiva, el análisis está centrado exclusivamente en su juego. Tom Brady está en el podio de los mariscales actuales de la NFL, junto a Peyton Manning y a Drew Brees. No por experiencia, estadísticas y logros son los mejores. Además de ello, es la VIGENCIA lo que eleva a este tipo de deportistas a su condición de elite. Los entrenadores tienen la responsabilidad de cuidar a los quarterbacks a medida que pasan los años y los golpes duelen más. Tal es el caso de New England, cuando en 2009 Bill Belichick decidió sumar yardas al juego terrestre ante el déficit de anotación en la zona roja. Durante varios años, Patriots fue el mejor equipo lanzando, pero por tierra dejaba mucho que desear. El entrenador en jefe cambió a tiempo y New England casi siempre está en postemporada. 2013 fue un año difícil por la ida de varios referentes como Welker, Lloyd y Hernández. No obstante, los oriundos de Boston se reinventaron y demostraron la VIGENCIA de siempre. La ofensiva contó con las atrapadas de Julian Edelman, quien se transformó sólidamente como su principal receptor, pero el regreso de Rob Gronkowski le aporta mayor agresividad y confianza a un grupo que perdió dos finales de Súper Bowl en los últimas 8 temporadas. Por último, los corredores Stevan Ridley y LeGarrette Blount son pieza fundamental para el descanso de Brady y el juego mixto de la franquicia. Esto quedó en evidencia ante Indianápolis, la semana pasada, cuando anotaron con jugadas terrestres, aprovechando las falencias de Colts en ese tipo de avances. La defensiva de Denver es más sólida por tierra, por lo tanto, Brady debería tener mayor protagonismo con sus lanzamientos.
-Defensiva (total 26°, pasando 18°, corriendo 30°): El punto flaco y motivo de los fracasos recientes en postemporada fue su defensa inestable. Recibe más puntos por tierra que por aire, aunque Broncos es fuerte en ambos casos, por lo tanto, si Patriots quiere jugar el Súper Bowl, deberá jugar bien en la defensiva.

-San Francisco 49ers vs. Seattle Seahawks (hoy 20:30 Bs.As. FOX): duelo defensivo por excelencia, se miden las mejores trincheras de la NFL, sin tendencias ni favoritismos por la paridad y similitud de estos grandes equipos.

Seahawks:
-Ofensiva (total 17°, pasando 26°, corriendo 4°): al igual que su rival, Seattle apuesta a uno de los mejores corredores de la NFL, Marshawn Lynch, quien sumó 1255 yardas en el año, con 12 touchdowns por tierra, más 36 recepciones y 2 anotaciones por aire. La potencia y habilidad de Lynch generaron expectativas desde su llegada a la franquicia en 2010. Sin embargo, la aparición de Russell Wilson potenció aún más lo que el corredor venía desarrollando en el ataque de Seahawks. El novato quarterback proveniente de la Universidad de Wisconsin explotó en su segunda temporada en el equipo, combinando juego aéreo y terrestre, con gran habilidad e inteligencia. Wilson se ubicó entre los mejores 10 mariscales de la campaña regular, con buenos números: 3.357 yardas en pases, 26 touchdowns y solo 9 intercepciones. Delante de Lynch y Wilson estará una defensa que, sobre todo, sabe detener ofensivas por tierra, más que por aire, y eso puede ser una debilidad si se expone demasiado a Wilson.
-Defensiva (total 1°, pasando 1°, corriendo 7°): la mejor defensiva de la NFL derrumbó los sueños de Drew Brees y aprobó su prestancia de postemporada. Éste es su máximo potencial para aspirar al partido de febrero.

49ers:
-Ofensiva (total 24°, pasando 30°, corriendo 3°): Frank Gore es uno de los grandes responsables del avance de San Francisco a postemporada. Sus acarreos son el 50% del juego terrestre del equipo y la apuesta sigue siendo sus corridas. El otro factor fundamental para la ofensiva de 49ers es su mariscal de campo, Colin Kaepernick, un jugador dócil y con destreza suficiente para engañar con facilidad a las defensivas rivales. Jugar por tierra es prioritario para esta franquicia, pero cuando Kaepernick debe pasar el balón, aparece Anquan Boldin, ex receptor de Ravens y principal opción para el quarterback. Delante habrá una defensiva bastante sólida, capaz de detener al mariscal y al corredor. Por ello, San Francisco deberá buscar el engaño permanente para ganar unos segundos en el inicio de sus ataques, sobre todo si tiene delante a la mejor defensa de la NFL. Igualmente, Gore debería ser la mejor opción para atacar.

-Defensiva (total 5°, pasando 7°, corriendo 4°): el juego defensivo es su verdadera arma y 49ers cuenta con varios jugadores destacados para ello: NaVorro Bowman tuvo un gran año al conseguir 145 tacleadas; entre Aldon Smith y Ahmad Brooks tuvieron 8.5 capturas cada uno y, además, en el juego profundo, entre Tramaine Brock y Eric Reid se repartieron la mayor cantidad de intercepciones. Seattle corre mejor de lo que pasa, pero si Lynch es detenido, Wilson deberá tener mayor protagonismo.