El principio del fin… del CBA

Lockout 1987.
El paro patronal de la NFL, que comenzó hace cuatro meses, nació mucho antes. Al menos, el origen del conflicto habría que buscarlo en los archivos. Pasaron 18 años desde la creación de la agencia libre y el tope salarial. Estas medidas terminaron con las viejas disputas de 1987, pero alargaron el terreno para la generación otros conflictos futuros.

No obstante, durante algunas temporadas, el convenio laboral fue renovado permanentemente y la NFL gozó de una paridad inusitada: “repartos equitativos para una liga equitativa”. En 1993, la idea de la cúpula de la NFL fue que todos los equipos tengan las mismas posibilidades deportivas, a raíz de la repartición de los ingresos y los topes salariales. Sin embargo, algunas franquicias carecen de ciertos réditos económicos, ya que muchos equipos no son propietarios de sus estadios, lo que restringe la posibilidad de generar recursos extraordinarios. Esto provocó la división entre “dueños ricos” y “dueños modestos”.

Por su parte, los jugadores han reclamado constantemente elevar sus salarios. Los millones de dólares que la liga fue acumulando, producto de los ingresos y, sobre todo, por la modificación del contrato televisivo, justificó aun más al pedido de la NFLPA (Sindicato). Pero los reclamos y las demandas de los “players” solo podían llevarse a cabo fuera del gremio.

En la NFL, los ingresos generados por la competición se reparten entre la Liga y los jugadores, quienes no desean que sus salarios se recorten arbitrariamente y, además, pretenden compartir el 50 por ciento de las ganancias de la Liga, que ascenderían a 9.300 millones de dólares.

La renovación del convenio (CBA) rodó hasta 2006, cuando la semilla del actual conflicto amagó con desparramar sus raíces en toda la NFL. La temporada 2007 estuvo al borde del lockout y en 2008 se fijó la fecha de caducidad del CBA para el 3 de marzo de 2011.

Tras la muerte de Gene Upshaw, DeMaurice Smith fue elegido como nuevo director ejecutivo de la NFLPA. Smith demuestra ser más combativo y el 2010 comienza sin tope salarial. Las advertencias del sindicato tienen fecha de vencimiento y el 12 de marzo de 2011 comenzó el paro patronal.

Durante todos estos años, sobraron las demostraciones de advertencia para no llegar a este conflicto. Muchas veces, cuando la soberbia es impulsada por los millones, el poder acumulado eleva a las personas a un grado de divinidad excesivo. Varios protagonistas importantes de este conflicto han decidido no mirar hacia atrás y nunca han regresado a la tierra para negociar lo mejor para la NFL. Tampoco deben saber que Dios es uno solo…