Playoff: previa de los partidos del domingo

Imagen USATSI
El domingo se definen los juegos divisionales: San Diego-Denver (AFC) y San Francisco-Carolina (NFC) cerrarán los juegos del fin de semana. Las historias recientes o la fortaleza por jugar en casa ya no cuentan. Los playoff se pelean con los argumentos de la temporada regular y los números marcan tendencias. En postemporada todo cambia, aunque las estadísticas suelen marcar tendencias. De este modo, el análisis del partido se basa en los números de la temporada regular, las proyecciones de los últimos campeonatos y la actualidad de los jugadores emblemáticos.

49ers vs Panthers: San Francisco busca revancha por el último Súper Bowl con el mismo equipo pero reforzado con Anquan Boldin, traído del campeón Ravens. El sólido juego defensivo y el ataque terrestre de Frank Gore son las banderas tácticas de un equipo que enfrente tendrá un rival semejante. Carolina Panthers también se destaca por sus acarreos y por su fortaleza defensiva. Posiblemente, el talento de Gore y las atrapadas de Boldin sean determinantes, aunque el fuerte de Panthers es su muralla contenedora cuando lo atacan.

49ers (12-4)
-Ofensiva (total 24°, pasando 30°, corriendo 3°): Frank Gore es uno de los grandes responsables del avance de San Francisco a postemporada. Sus acarreos son el 50% del juego terrestre del equipo y la apuesta sigue siendo sus corridas. El otro factor fundamental para la ofensiva de 49ers es su mariscal de campo, Colin Kaepernick, un jugador dócil y con destreza suficiente para engañar con facilidad a las defensivas rivales. Jugar por tierra es prioritario para esta franquicia, pero cuando Kaepernick debe pasar el balón, aparece Anquan Boldin, ex receptor de Ravens y principal opción para el quarterback. Delante habrá una defensiva bastante sólida, capaz de detener al mariscal y al corredor. Por ello, San Francisco deberá buscar el engaño permanente para ganar unos segundos en el inicio de sus ataques.
-Defensiva (total 5°, pasando 7°, corriendo 4°): el juego defensivo es su verdadera arma y 49ers cuenta con varios jugadores destacados para ello: NaVorro Bowman tuvo un gran año al conseguir 145 tacleadas; entre Aldon Smith y Ahmad Brooks tuvieron 8.5 capturas cada uno y, además, en el juego profundo, entre Tramaine Brock y Eric Reid se repartieron la mayor cantidad de intercepciones. Carolina corre mejor de lo que pasa, pero Cam Newton podría cambiar esa tendencia en postemporada.

Panthers (12-4)
-Ofensiva (total 26°, pasando 29°, corriendo 11°): por los números que registraron en la temporada regular, Panthers también se hizo fuerte atacando por abajo. Al igual que San Francisco, el trabajo del corredor experimentado DeAngelo Williams resultó fundamental, pero fue Cam Newton el que aportó su agilidad para sumar yardas por tierra. De hecho, Newton fue el quarterback que más yardas aportó corriendo en la temporada de la NFL (585 yds y 6 touchdowns). A la hora de pasar, Newton prefiere a su ala cerrada Greg Olsen por encima de sus receptores convencionales, Steve Smith, Brandon LaFell o Ted Ginn. Sin embargo, este factor aleatorio no ofrece ventajas a la defensa rival, ya que deberá estar atenta a cualquiera de las opciones del mariscal de campo para encontrar a sus receptores.
-Defensiva (total 2°, pasando 6°, corriendo 2°): parece que 49ers y Panthers son equipos mellizos en cuanto a sus estadísticas y a lo que lograron este año, con ataques terrestres y defensivas impenetrables. Sin embargo, las cualidades de los jugadores, las opciones de las jugadas y el talento ante cada decisión marcaron ciertas diferencias. Luke Kuechly fue uno de los mejores de la Liga a la hora de taclear, mientras que Greg Hardy lo fue en capturas de mariscal. El juego frontal es brutal, aunque algunos puntos flacos se encontraron cerca de la zona roja. Si Kaepernick decide pasar el balón, Panthers deberán estar más atentos que de costumbre.

Chargers vs. Broncos: El gran favorito de esta temporada ha sido Denver por su notable producción de ataque. Peyton Manning quiere volver al Súper Bowl a los 37 años y para ello cuenta con excelentes interlocutores. Desde 2005 que Broncos no juega una final de conferencia y su último gran juego fue en 1999. San Diego Chargers llega con menos logros en la campaña regular, pero la peligrosidad del mariscal Philip Rivers mantiene atenta a la titubeante defensiva de los “Potros”. Hay similitudes tácticas, pero el talento de las estrellas debería desbalancear el juego.

Chargers (9-7)
-Ofensiva (total 5°, pasando 4°, corriendo 13°): San Diego se topó con los playoff en diciembre, tras una última semana infartante. El gran trabajo de Philip Rivers catapultó a la franquicia hasta una instancia inesperada hasta noviembre, pero el mariscal de campo ya venía regalando números alentadores, con 4478 yardas, 32 anotaciones y 11 intercepciones. El principal receptor fue Keenan Allen, con 1046 yardas, mientras que el ala cerrada Antonio Gates ha sido nuevamente el alma de la ofensiva, gracias a su versatilidad y presencia. La otra pata de esta ofensiva contundente la aportó el corredor Ryan Mathews, con 1255 yardas terrestres. Por lo visto, Chargers tuvo un buen desempeño en ataque, con un juego tradicional y combinado, parecido al de Broncos y, al igual que su contendiente, lo mejor que pueda hacer será pasando el balón.
-Defensiva (total 23°, pasando 29°, corriendo 12°): Denver mantendrá su estrategia de lanzar mucho y correr para que Manning descanse. Moreno es peligroso, pero San Diego defiende mejor por tierra.

Broncos (13-3)
-Ofensiva (total 1°, pasando 1°, corriendo 15°): la mejor ofensiva de la NFL debutará en postemporada ante San Diego con el objetivo de mantener la performance de la campaña regular, ni más ni menos. Si Broncos realiza un partido en continuado de lo que venía haciendo en diciembre no tendrá problemas. No obstante, los playoff son distintos y los equipos renuevan su espíritu, sus estrategias y plantean estos partidos de manera diferente porque el que pierde en esta instancia se va a casa. Con 37 veranos, Peyton Manning tuvo uno de los mejores años de su carrera, con 5477 yardas en pases, 450 completos, 55 touchdowns y solo 10 intercepciones. Notable. La línea ofensiva fue fundamental para esta producción ya que Manning apenas fue capturado en 18 ocasiones, casi una por partido, lo que permitió movilidad, tiempo y espacio para cada jugada. Asimismo, Demaryius Thomas, Eric Decker, Wes Welker y Julius Thomas sumaron 317 recepciones, 4284 yardas y 33 tochdowns, cifras escalofriantes. El abanico de opciones para el quarterback veterano fue fundamental. Sin embargo, no todo fue ataque aéreo en Broncos porque el corredor Knowshon Moreno realizó 241 acarreos, para 1038 yardas y 10 touchdowns. La combinación del juego ofensivo hace recordar la última etapa dorada de la franquicia, cuando John Elway era el quarterback y Terrell Davis su corredor. Más allá de las estadísticas, habrá un partido y Denver tendrá enfrente  a una defensiva que contiene mejor cuando la acarrean, por lo tanto, con Manning encendido, el equipo de Colorado no debería sufrir.

-Defensiva (total 19°, pasando 27°, corriendo 7°): los números de las defensas son parejos para ambos y todo hace pensar que estos equipos “pasadores” apuntarán a lo que mejor hacen: lanzar. Por lo tanto, con profundos no tan cumplidores, podríamos tener un show de anotaciones por pases.