Semana 2: Confirmaciones y decepciones

Imagen: CBS
Se disputó la segunda jornada de la NFL: hay tres campeones divisionales del 2010 que todavía no han ganado un partido Chiefs, Colts y Seahawks. Además, Texans y Lions ya no son sorpresas y mantienen el invicto. Hubo partidos definidos a último momento y varios lesionados. Week 2 (18 y 19/09).

Philadelphia Eagles 31 (1-1) - Atlanta Falcons 35 (1-1)
En el duelo de “aves rapaces”, los Falcons volaron más alto, a pesar de cierta paridad en el partido. La lesión de Michael Vick condicionó el ataque de Eagles de cara al final del encuentro, aunque ya había perdido dos balones y tuvo una intercepción. El quarterback de Philadelphia asumió un protagonismo demasiado expuesto, ya que su decisión de avanzar con el balón le adjudicó una serie de golpes que lo sacaron del terreno.
La dureza del juego fue eclipsada por el trabajo de Matt Ryan, quien sufrió dos intercepciones en el comienzo, pero luego marcó 4 pases de touchdown y permitió la remontada del equipo.

San Diego Chargers 21 (1-1) - New England Patriots 35 (2-0)
Cuando parecía que San Diego pondría en jaque a los Patriots, apareció el mejor hombre de New England –y tal vez el mejor quarterback de la NFL- para cancelar cualquier esperanza de los Chargers por torcer la historia. Tom Brady sirvió para 3 pases de anotación, acumuló más de 400 yardas lanzadas y está cerca de superar las 1.000 en solo dos partidos. Sin embargo, la defensiva “patriota” también tuvo méritos en el triunfo, sobre todo cuando San Diego estuvo cerca del ingoal en varias ocasiones.

Dallas Cowboys 27 (1-1) - San Francisco 49ers 24 (1-1)
Pasó en vendaval y Tony Romo pudo reivindicarse: jugó lesionado y marcó 2 pases de anotación, uno de ellos de 77 yardas. Por su parte, San Francisco estuvo cerca de conseguir el 2-0 en la temporada, pero el último cuarto fue devastador, ya que ganaban por 10 puntos y el partido culminó igualado. En tiempo suplementario, Dan Bailey anotó el gol de campo desde 19 yardas y cerró el partido a favor de los “Vaqueros”.

Green Bay Packers 30 (2-0) - Carolina Panthers 23 (0-2)
Los “Empacadores” siguen en su senda ganadora, aunque esta vez sufrieron demasiado ante un equipo que se siente cada vez mejor con Cam Newton como líder. Carolina tuvo sus momentos sobresalientes en el inicio y en el cierre del encuentro, ya que comenzaron ganando por 13 puntos de diferencia y Newton fue difícil de parar. No obstante, el número 1 del draft sufrió 3 intercepciones y Green Bay respiró profundamente por su defensiva.

Baltimore Ravens 13 (1-1) - Tennessee Titans 26 (1-1)
Tras un debut arrasador ante Pittsburgh, los Ravens recibieron un mazazo en el mentón y mordieron la lona. Fue un típico duelo entre ofensiva aérea vs. ofensiva terrestre, donde los que volaron justamente no fueron los “Cuervos”, sino los “Titanes”, encabezados por su mariscal de campo, Matt Hasselbeck, quien lanzó pases por 358 yardas en su presentación. Por su parte, Joe Flacco no puede sobreponerse a las defensivas que presionan directamente al mariscal, demostrando falencias en la bolsa de protección.

Chicago Bears 13 (1-1) - New Orleans Saints 30 (1-1)
El reto entre mariscales de campo fue para Drew Brees, quien encausó a los Saints marcando 3 pases  de touchdown, mientras que Jay Cutler casi siempre fue detenido cerca de la zona roja. Henderson, Meachem y Sproles fueron los receptores de los 3 pases de Brees que culminaron con los seis puntos cada uno. El de Henderson fue nada menos que de 79 yardas y el quarterback de Nueva Orleans sigue siendo la figura del equipo.  Los “Osos” no pudieron sostener el triunfo parcial, a pesar del buen trabajo de Forte, líder en acarreos y recepciones.

Jacksonville Jaguars 3 (1-1) - New York Jets 32 (2-0)
Más allá de lo vital que resulta Mark Sánchez en la ofensiva, esta vez, la defensiva de los Jets fue un factor trascendental para una victoria sin discusiones, con cuatro intercepciones en su haber. Esto motivó el cambio de quarterback de los Jaguars, producto de una jornada frustrante para McCown (ingresó Gabbert). En tanto, Sánchez alternó buenas y malas, con dos pases de anotación y dos intercepciones.

Seattle Seahawks 0 (0-2) - Pittsburgh Steelers 24 (1-1)
El único equipo que no anotó en la jornada fue Seattle. Sin embargo, lo más destacado fue que los finalista del Súper Bowl sumaron el primer triunfo del certamen, luego de la paliza que le aplicaron los Ravens en la fecha 1. Los Steelers se recuperaron con facilidad y la defensiva fue un baluarte destacado. “Big Ben” cumplió sin lucirse, pero al menos sumó 288 yardas y un touchdown. Los Seahawks jamás inquietaron a los “Acereros” y su campaña es preocupante.

Cleveland Browns 27 (1-1) - Indianapolis Colts 19 (0-2)
Ser o no ser, esa es la cuestión… ¿Cómo existir sin Peyton Manning? Parece muy difícil para los Colts, que siguen cayendo, esta vez ante los “Cafés” de Cleveland. Los Browns sí tuvieron a su Peyton, el corredor Peyton Hill, quien anotó dos touchdowns tras correr para 93 yardas y sumaron el primer triunfo de la temporada, luego de caer la semana pasada ante Bengals.

Kansas City Chiefs 3 (0-2) - Detroit Lions 48 (2-0)
No se puede hablar de sorpresa, al menos para esta franquicia que sumó el segundo triunfo (sexto consecutivo con los 4 de pretemporada) y viene ganando terreno en el lote de candidato. Matt Stafford fue el mariscal que condujo a Detroit a la victoria más abultada de su historia (1995 vs. Jacksonville 44-0), sumando 294 yardas y 4 pases de anotación. Por su parte, los Chiefs han demostrado ser el peor equipo de la liga: el que menos anotó (10 puntos) y el que más recibió (89 puntos).

Oakland Raiders 35 (1-1) - Buffalo Bills 38 (2-0)
Fue uno de los partidos más emotivos de la fecha 2. Los Bills lograron dar vuelta la historia sobre el final del partido, cuando restaban 14 segundos y Ryan Fitzpatrick lanzó un pase de anotación que David Nelson recibió. Pudo haber sido el segundo triunfo para los Raiders, que parece tener ambiciones y, al menos, todavía no ha sufrido como en los inicios de temporadas anteriores. Los de Buffalo anotaron touchdowns en las cinco posesiones que tuvieron en el pleito.

Houston Texans 23 (2-0) - Miami Dolphins 13 (0-2)
Matt Schaube sigue liderando a los Texans en su arremetida inicial. Esta vez, la víctima fueron los Dolphins, que todavía no conocen la victoria. Los de Houston, no solo tuvieron a Shaube, sino que contaron con Andre Johnson, receptor abierto que destrozó la segunda línea defensiva de Miami, a pesar de haber dejado caer un pase fácilmente dominable.

Arizona Cardinals 21 (1-1) - Washington Redskins 22 (2-0)
Encuentro duro y emotivo hasta el final. Si bien, no fue bien jugado, los errores de ambos forzaron a un partido entretenido. Graham Gano anotó el gol de campo del triunfo, a 34 yardas de distancia y cuando faltaba menos de 2 minutos. Los Cardinals no pudieron sostener la victoria parcial, con 8 puntos en su favor.  Los “Pieles Rojas” siguen sin ser derrotados y mantienen la esperanza de postemporada.

Cincinnati Bengals 22 (1-1) - Denver Broncos 24 (1-1)
Los Broncos pudieron ganar en casa y así John Fox también suma el primer triunfo como entrenador en jefe. Willis McGahee fue el líder en acarreos para Denver, con un touchdown, mientras que Kyle Orton tuvo dos pases de anotación y 195 yardas totales. Los Bengals afinan el trabajo de la dupla Dalton-Green, aunque esta vez no les alcanzó para conseguir la victoria.

Tampa Bay Buccaneers 24 (1-1) - Minnesota Vikings 20 (0-2)
Se derrumbaron. Los “Vikingos” no pudieron aguantar la embestida de los “Bucaneros” y cayeron estrepitosamente, luego de ir ganando el pleito 17 a 0. Josh Freeman guió a los de Tampa Bay, acumulando 243 yardas y un pase de anotación. Igualmente, la combinación aire-tierra dio sus frutos ya que LeGarrette Blount marcó dos touchdowns con la pelota en su poder. Minnesota deberá sobreponerse a este mal momento, donde no encuentra argumentos para sostener un partido prácticamente cerrado.

St. Luis Rams 16 (0-2) - New York Giants 28 (1-1)
En un encuentro marcado por errores novatos y jugadas poco lucidas, los “Carneros” parecieron un equipo amateur y siguen sin ganar. Enfrente, Eli Manning mantuvo en alto el honor familiar y condujo a los Giants al primer triunfo del año, con dos anotaciones.