Semana 5: Lions y Packers no se caen

La quinta semana de la NFL fue la primera jornada de descanso para varios equipos. Se disputaron 13 encuentros y solo Detroit y Green Bay ganaron sus 5 partidos.
Foto: www.buffalorumblings.com

Eagles 24 (1-4) – Bills 31 (4-1)
Las estrellas se estrellaron y Buffalo  supo sacar provecho de un equipo débil, que tiene un mariscal de campo capaz e individualista, aunque también es su mejor corredor, y carece de un “plan B”. Por lo tanto, Philadelphia depende exclusivamente de Michael Vick y eso es peligroso porque apuesta únicamente a un estilo de juego ofensivo que no ha dado frutos. Asimismo, Vick juega para él y, en este pleito, si bien sumó 90 yardas por tierra para romper el record de Randall Cunningham, también sufrió 4 intercepciones de pase y un balón suelto perdido. Para colmo, la defensiva de las “Águilas” se ubica en el quinto puesto que más puntos ha permitido. En contrapartida, su rival es de los más ofensivos de la liga, con 164 puntos anotados y 20 touchdowns marcados. Bills cuenta con un líder afianzado –Ryan Fitzpatrick-, un corredor que siempre suma buen número de yardas –Fred Jackson- y un apoyador que intercepta y anota -Nick Barnett-.

Chiefs 28 (2-3) – Colts 24 (0-5)
Para Kansas City significó el primer triunfo en Indianápolis. Para los Colts, su quinta derrota consecutiva y, posiblemente, la peor campaña de su historia. Chiefs necesitaba ganar este partido porque el rival es de los más débiles. Alguna vez, Colts ganará y nadie querrá ser el abatido. Painter mejoró, jugó en gran nivel la primera mitad, no sufrió intercepciones y anotó dos touchdowns, aunque no le alcanzó para mantener el marcador triunfante. Cassel se lució con 4 pases de anotación y 257 yardas, para dar vuelta un encuentro que Kansas City estaba perdiendo por 24 a 7.

Cardinals 10 (1-4) – Vikings 34 (1-4)
Minnesota pudo festejar. Arizona no parecía un contendiente complicado y así fue como Peterson –el segundo mejor corredor de la liga- anotó 3 touchdowns para conducir a los Vikings a la victoria esperada. Cardinals perdió 4 balones -3 intercepciones- y solo dispuso de su inefectivo juego aéreo, al mando del dubitativo Kolb.

Seahawks 36 (2-3) – Giants 25 (3-2)
Seattle dio la sorpresa y ganó en New York. Además, el mariscal suplente Charlie Whitehurst reemplazó a Tarvaris Jackson por lesión y supo guiar a su equipo hacia la victoria. Fue un encuentro parejo y la visita anotó 2 touchdowns -faltando dos minutos y medio de juego- para dar vuelta el pleito. En Giants, el quarterback Eli Manning sumó 420 yardas de pase y anotó 3 TD, aunque fue interceptado en 3 ocasiones clave.

Titans 17 (3-2) – Steelers 38 (3-2)
Tenía que aparecer… y dio la hora precisa: “Big Ben” tuvo una actuación sobresaliente al marcar el rumbo del triunfo de Pittsburgh, concretando 5 pases de TD. Titans demostró ser un equipo que aparece esporádicamente y, como en la reciente campaña, con altibajos. Steelers cambió la defensiva y mejoró. En la ofensiva, combina juego aéreo y terrestre, tiene en Wallace y en Ward a dos grandes receptores y Dwyer corrió 11 veces para sumar 107 yardas.

Saints 30 (4-1) – Panthers 27 (1-4)
Carolina no puede despegar, aunque su juego ofensivo es fuerte. Evidentemente, la defensiva es el problema. Panthers cuenta con el segundo mejor receptor de la NFL, S. Smith (609 yardas) y tiene a uno de los mejores mariscales de campo, al novato C. Newton (1.610 yardas). Sin embargo, es la quinta peor defensiva de la liga porque acumuló 132 puntos en su contra. Quienes simpatizan con esta franquicia, dirían “perdimos partidos que merecimos ganar”, aunque el deporte de la perfección estadística diga lo contrario. Es cierto que Newton genera adeptos porque es novato y su juego es efectivo y, por momentos, espectacular. Sin embargo, los grandes equipos se forman con grandes defensas y ofensivas efectivas. A Carolina le falta el 50%. Además, esta vez, jugaron ante un serio contendiente, que ha ganado un Súper Bowl recientemente (2010) y está jugando aceptablemente, a pesar de algunas falencias defensivas. La última jugada del partido fue un claro ejemplo de lo expuesto: Brees encontró a Thomas en soledad -a falta de 50 segundos y con el partido perdido- y touchdown ganador.

Bengals 30 (3-2)  – Jaguars 20 (1-4)
Cuatro derrotas consecutivas arrastra Jacksonville, que además suma los peores números de la NFL. Su mariscal titular –Gebbert- es el segundo con menor cantidad de yardas aéreas; Jaguars es uno de los equipos que menos TD anotó (5, mientras que Rams 4), uno de los peores en diferencia de puntos (-56) y de los que menos unidades sumó a su favor (59). Por su parte. Cincinnati sufrió durante los primeros tres cuartos, pero en el último supo darlo vuelta con 2 touchdowns en menos de 120 segundos finales. Su QB –Dalton- sumó 179 yardas y dos pases de anotación.

Raiders 25 (3-2) – Texans 20 (3-2)
Otra nueva caída comienza a complicar los deseos de Houston para consolidarse en la divisional. Sin embargo, el juego aéreo encabezado por Matt Schaub (2 touchdowns y 416 yardas) sigue dando frutos para los “Tejanos”. Los números individuales de Texans superan a los Raiders, con Schaub y Foster (22 acarreos y 68 yardas, más 5 recepciones y 116 yardas), aunque extraña al receptor abierto Andre Johnson. La dupla continúa siendo vital, pero Oakland fue un duro oponente. Raiders ha tenido una efectividad superior y la defensiva jugó bien. Además, interceptaron en dos ocasiones a Schaub y Jason Campbell sumó 2 TD. Fue parejo hasta el cuarto tramo, donde Oakland dedicó el triunfo a su ex dueño fallecido Al Davis.

Buccaneers 3 (3-2) – 49ers. 48 (4-1)
La paliza de la jornada. Un partido para el olvido para Tampa Bay, que venía en alza. Se topó con un rival que viene demostrando jerarquía y que sigue su camino a la postemporada. Fue un monólogo de Alex Smith (3 touchdowns) y los “Niners”, que hacía varias temporadas sin un arranque tan prometedor.

Chargers 29 (4-1) – Broncos 24 (1-4)
Fue un duelo dramático y Tebow estuvo cerca de impedir la derrota, pero el tiempo no alcanzó y San Diego acumuló su cuarta victoria. Rivers sigue siendo un mariscal confiable para la ofensiva de los Chargers y sus números lo ubican entre los mejores QB de la liga, a pesar de una interpeción sufrida en el primer cuarto, que le valió a Denver un touchdown. Igualmente, San Diego sufrió demasiado porque comenzó perdiendo y Broncos pudo haberlo dado vuelta en el tramo final, con series ofensivas rápidas, a manos de Tim Trebow, quien reemplazó en el 3er. cuarto al mariscal titular Kyle Orton, muy criticado.

Jets 21 (2-3) – Patriots 30 (4-1)
New England no ha perdido su forma en esta temporada y es un gran candidato para la postemporada. Tom Brady sigue inspirando a sus compañeros para el juego ofensivo y así el QB acumula estadísticas favorables en su campaña personal: Con 1.874 yardas, es el máximo pasador de la liga. Además, W.Welker es el líder receptor de la NFL con 740 yardas. Por su parte, los Jets inquietaron, sobre todo, durante el tercer cuarto, cuando se pusieron a 3 puntos de Patriots. Mark Sánchez estuvo rodeado por la defensiva de New England y no fue un gran partido en lo personal, como viene arrastrando en estas primeras jornadas.

Packers 25 (5-0) – Falcons 14 (2-3)
Green Bay es sinónimo de Aaron Rodgers y viceversa. Semana a semana se lo compara con Brett Favre y sus números van en aumento. Esta vez, el QB ha sumado 396 yardas y 2 pases de TD. El partido arrancó a favor de Falcons, que ganaban 14 a 0, pero Mason Crosby acertó con 3 goles de campo seguidos y descontó el marcador. Luego, Atlanta se derrumbó y fue un monólogo de Packers.

Bears 13 (2-3) – Lions 24 (5-0)

Quedan pocos invictos y Detroit continúa en ese privilegiado grupo. Stafford es el líder ideal para Lions y sumó 219 yardas y 2 touchdowns. Más allá del susto que le dieron los “Osos” en el segundo cuarto, los “Leones” se aferraron a su juego aéreo y terrestre para despejar las dudas del inicio del pleito, en el juego del lunes por la noche.