Tres equipos con 3-0 en la semana 3

Solo los campeones, Green Bay Packers, junto con Detroit Lions y Buffalo Bills han ganado los tres partidos de la temporada. Se han dado duelos magníficos y algunos equipos perdieron el invicto. Como siempre, hubo sorpresas, pero también destacados. La semana 3 y el análisis de los 16 partidos.
Imagen: Getty


Patriots 31 (2-1) – Bills 34 (3-0)
Se ha dado un gran partido divisional, con mariscales de campo de la talla de Fitzpatrick (2 TD) y Tom Brady (4 TD), ambos en gran nivel de competencia. Para New England significó la pérdida del invicto y de un pleito que estaba 21-0. Brady se destacó con 4 pases de anotación, pero sufrió 4 intercepciones. Luego de un comienzo arrollador, lo que falló en los “Patriotas” en la segunda parte del encuentro fue su defensiva, que permitió 34 puntos en su contra. Ante Miami y San Diego, había sufrido 24 y 21 puntos, respectivamente.
En Buffalo, pudo haber sido el puntapié para destacarse entre los candidatos de postemporada, ya que derrotó al candidato natural de la división. Además del juego de Ryan Fitzpatrick, hay que remarcar a Fred Jackson, el corredor del equipo. Los Bills están 3-0, es líder de la AFC Este y es el equipo que más puntos lleva convertidos en la liga (114), con 14 TD.

Jaguars 10 (1-2) – Panthers 16 (1-2)
Jacksonville está 1-2, pero al menos anotó un touchdown. ¿Y por qué hay que destacarlo? Porque los Jaguars son el equipo que menos TD ha sumado, apenas 2, en los 3 partidos de la temporada. La situación sería más preocupante si los Colts fuesen los de siempre. Más allá de ello, esta vez el rival fue Carolina, que venía en alza, al menos con su juego, y no así en los resultados. Sin embargo, los Panthers integran la división Sur de la NFC, donde todo es muy parejo y ningún equipo se destaca. Cam Newton combinó con Greg Olsen para el TD y la conversión de dos puntos en la misma jugada, cuando perdían 10-8.

49ers 13 (2-1) – Bengals 8 (1-2)
San Francisco ganó ajustadamente el encuentro ante los Bengals y lidera su división, que podría resultar un camino fácil en su carrera a la postemporada si sus rivales no mejoran: Seahawks, Cardinals y Rams. Igualmente, fue un pleito para el olvido, con uno solo touchdown por acarreo (Kendall Hunter) y ningún pase de anotación.
Por su parte, Cincinnati cayó por segunda vez consecutiva y las incógnitas aumentan, a pesar del triunfo ante Browns en la primera fecha. Además, su división, la AFC Norte, es de las más parejas y duras de la liga.

Dolphins 16 (0-3) – Browns 17 (2-1)
Fue por un punto, pero vale lo mismo que cualquier otra victoria, sobre todo si uno convive en la pelea con los Ravens y los Steelers en la misma divisional. Restaban 44 segundos y Miami se aferraba al primer triunfo de la temporada. Sin embargo, Mohamed Massaquoi, tras pase de anotación de Colt McCoy, derrumbó cualquier ilusión y le dio a los “Café” su segunda victoria.

Lions 26 (3-0) – Vikings 23 (0-3)
Sin dudas, Detroit era el favorito, pero lo costó ganar. Se topó con Minnesota, que lo sorprendió por completo cuando planteó un encuentro agresivo desde el inicio. McNabb mejoró y Adrian Peterson corre para toda la liga, pero la defensiva fue desastrosa. En el tercer cuarto, los Lions estaban 0-20 y con una gran remontada pusieron las cosas en su lugar. Desde 1980 que Detroit no iniciaba una campaña 3-0. Dos combinaciones entre Calvin Johnson y el quarterback Matthew Stafford bastaron para alimentar las embestidas del “león herido”. Stafford está demostrando cualidades muy valorables y cada vez se desempeña mejor con la presión a cuestas.

Texans 33 (2-1) – Saints (2-1) 40
El gran duelo de mariscales fue para New Orleans. Sin embargo, Matt Schaub y Drew Brees anotaron 3 touchdown cada uno. Quienes pagaron sus abonos y tickets estarán contentos con un partido como este, donde ambos equipos buscaron el triunfo y los quarterback fueron tan determinantes. Las estadísticas marcaron paridad y hasta una intercepción más tuvo el equipo vencedor ante su oponente (NO 2, HOU 1). Schaub y Brees están para grandes cosas.

Giants 29 (2-1) – Eagles 16 (1-2)
¿Dream Team? New York ganó el duelo divisional y Eli Manning disparó para anotar cuatro touchdown, en homenaje a su hermano ausente en los Colts. Los Giants hicieron la diferencia en el primer y último cuarto, donde aplastaron a Philadelphia. Las “Águilas” confiaron en la recuperación de Michael Vick, pero el mariscal jugó mal y, además, volvió a lesionarse. Tuvo que reemplazarlo Kafka, quien sufrió 2 intercepciones de balón (Vick había tenido una en el partido y 3 pérdidas de balón). Lo bueno de Eagles estuvo en el segundo y tercer cuarto, cuando dieron vuelta el partido transitoriamente, producto del juego terrestre y 3 goles de campo.

Broncos 14 (1-2) – Titans 17 (2-1)
Denver volvió a la realidad y los Titanes ganaron a pesar de su juego discontinuo. No fue un gran encuentro, pero hubo momentos de tensión. Tennessee apeló a su juego aéreo y a la defensiva y superó el planteo terrestre de Broncos. Matt Hasselbeck y Kyle Orton anotaron dos touchdown cada uno, pero  el “titán” fue superior en lo estadístico. Fue un resultado ajustado y con 2 intercepciones que complicaron a Orton en su intento ofensivo para Denver.

Jets 24 (2-1) – Raiders 34 (2-1)
¡Qué campaña para Oakland! No solo está primero en la división, junto a Chargers, sino que superó a los Jets, que iba por el 3-0, y la semana pasada estuvo a segundos de igualar ante Bills.
El corredor Darren McFadden fue uno de los principales responsables del partido, ya que corrió para 171 yardas y anotó dos touchdown. Por su parte, en los Jets, Mark Sánchez completó 369 yardas y 2 anotaciones, pero no alcanzó para doblegar a una defensa sólida, sobre todo porque Sánchez sufrió muchos golpes nuevamente.

Chiefs 17 (0-3) – Chargers 20 (2-1)
A veces, cuando el rival más pintado aparece en el camino, las cosas se complican. San Diego estuvo a punto de que ello ocurra porque Kansas City estuvo cerca de igualar el partido. Sin jugar bien y cometiendo faltas, los Chargers parecían complicarse solos ante uno de los peores equipos de la liga. Es más, hasta Matt Cassel tuvo dos anotaciones de pase tras haber marcado 1 solo touchdown en los dos partidos anteriores. Los “Cargadores” no deben confiarse ante este tipo de rivales, sobre todo si pueden combinar juego terrestre y aéreo.

Ravens 37 (2-1) – Rams 7 (0-3)
Los “Cuervos” volvieron a repetir lo hecho ante Steelers en la primera fecha de la temporada. Demolieron a los “Carneros” sin apelaciones ni demandas. La dupla Torrey Smith-Joe Flacco fue tremenda y anotaron 3 touchdown en los primeros 10 minutos de juego. Fue una paliza y hasta  Baltimore disfrutó  de su juego aéreo. Fueron demasiados descuidos defensivos para San Louis, que todavía no han ganado.

Packers 27 (3-0) – Bears 17 (1-2)
El campeón de la liga está intratable, al igual que su rival más firme en la divisional, los “leones” de Detroit. Igualmente, era un resultado esperado porque los Packers son un equipo armado que se enfrentó a un rival en formación. No obstante, los Osos demostraron algo de su juego, sobre todo con Jay Cutler y su juego aéreo (2 TD y 302 yardas). Para Aaron Rodgers fueron 297 yardas y 3 pases de touchdown.

Cardinals 10 (1-2) – Seahawks 13 (1-2)
¡Por fin Seattle! Ganó su primer partido en la temporada ante Arizona, que lo tenía fácil… en teoría. No fue un buen partido, pero al menos sirvió para que los “Halcones Marinos” puedan despertarse. La dupla de los Cardinals Larry Fitzgerald-Kevin Kolb no funcionó como se esperaba, a pesar del TD anotado, y Seattle aprovechó las 2 intercepciones de balón.

Falcons 13 (1-2) – Buccaneers 16 (2-1)
Tampa Bay ganó el duelo divisional en la NFC Sur y Atlanta ahora despierta dudas. Algunos lo daban como favorito, pero el equipo no está rindiendo. Fue un encuentro a puro gol de campo, por ello, algo aburrido. Apenas se repartieron 1 touchdown cada uno. Los “Bucaneros” sufrieron sobre el final, a pesar de estar ganando por 13 puntos, pero Falcons metió miedo con la arremetida del último cuarto, al anotar 10 puntos.

Steelers 23 (2-1) – Colts 20 (0-3)
El encuentro nocturno del domingo tuvo cierta paridad, aunque Pittsburgh no necesitó despeinarse demasiado para vencer a Indianápolis, aunque validó la victoria por la tarea defensiva. Conducidos por Ben Roethlisberger, los “Acereros” ganaron sobre el final de un encuentro que estaba encaminado hacia el tiempo extra. En este pleito, se produjo el pase de anotación más largo de la liga, con 81 yardas, de “Big Ben” hacia Mike Wallace, quien anotó el primer touchdown del partido. Hubo 2 TD producto de retornos de balones sueltos, uno para cada equipo, lo que evidenció problemas de precisión en el juego.  Lo que no faltó fue emotividad y Shaun Suisham conectó el gol de campo para Steelers, a pocos segundos del cierre, con el marcador igualado en 20.
Pittsburgh ganó y en AFC Norte hay 3 líderes. Por su parte, Colts (0-3) sigue sin resolver la ausencia de Peyton Manning. El quarterback Kerry Collins no parece ser la solución.

Redskins 16 (2-1) – Cowboys 18 (2-1)

Fue la última captura a Grossman la jugada que le valió el triunfo a los Cowboys porque Washington pudo haber avanzado hasta una distancia ideal para anotar el gol de campo del triunfo. Sin embargo, y con el reloj de enemigo, los Redskins no supieron leer la serie ofensiva final, a pesar de los avances en serie, y esa pérdida del ovoide fue la sentencia. A pesar de ello, fue un encuentro emotivo y peleado, con errores y pocas virtudes. Tony Romo jugó siempre corto por su fractura de costilla y siempre anotó con goles de campo.  El único touchdown fue de Tim Hightower - Rex Grossman para los “Pieles Rojas”. Así, los “vaqueros” ganaron el clásico y la NFC Este está muy pareja.