Cómo llegan los equipos al tramo final de la temporada de la NFL

Restan solo dos fechas para que culmine la campaña regular y, luego de la semana 15, cuatro franquicias ya se metieron en la postemporada. En la Conferencia Americana lo hicieron New England Patriots, Denver Broncos e Indianapolis Colts, todos habiendo ganado su división; mientras que en la Nacional apenas Arizona Cardinals aseguró su pasaje. Cada Conferencia aportará 6 participantes en los playoff, por lo tanto, la AFC deberá dilucidar a los otros 3 competidores y la NFC aún tiene 5 cupos por definir.

AFC (Americana):
-Este: el liderazgo de New England Patriots (11-3) tardó en llegar, pero es indiscutido. Luego de un comienzo dubitativo, Bill Belichick metió mano en la ofensiva para potenciar el juego terrestre y darle descanso a Tom Brady. Salvo Packers, no hubo rival que lo supere y llega bastante consolidado. Rob Gronkowski es la gran figura del mejor ataque de la NFL, ya que Patriots anotó más puntos que cualquier otro equipo. Además, el equilibrio está presente con una defensiva mejorada y que ha permitido pocos tantos durante la campaña. Es candidato al Súper Bowl.
En este grupo, Buffalo Bills (8-6) aún tiene chances de jugar los playoff. Enfrentará al fácil Oakland y a Patriots, que seguramente actuará con un equipo alternativo. De estar en postemporada, potenciará sus chances porque la defensiva es de las más brillantes de la liga y esto pesa mucho más en los duelos eliminatorios.

-Norte: este grupo es el más encarnizado de la NFL porque no hay ningún equipo clasificado y la división se definirá en la última semana. Cincinnatti Bengals (9-4-1) es el más ecuánime, basa su poderío en la defensiva y cuenta con buenos talentos en ataque. A pesar de ello, Andy Dalton es cuestionado, a pesar de que ganó cuatro de sus juegos actuales. Serán rivales Denver y Pittsburgh.
Hablando de Pittsburgh Steelers (9-5), la gran ofensiva que comanda Ben Roethlisberger no tiene sustento en la defensiva. Los pases hacia Antonio Brown y los acarreos de Le'Veon Bell podrían sucumbir en cualquier momento por su débil trinchera defensiva. Previo a definir su estadía con Bengals, deberá presentarse ante Chiefs. Ahora, si clasifica a playoff, necesitará ajustar a sus profundos y a la segunda línea porque sufre muchísimo cuando le lanzan pases.
Finalmente, Baltimore Ravens (9-5) es quien tiene mejor calendario porque jugará contra franquicias eliminadas (Texans y Browns). Además, cuando “Los Cuervos” disputan playoff suelen agrandarse y posee elementos para dar pelea.  Ganó cuatro de los cinco encuentros recientes, está compensado y se topó con un elemento fundamental, como Justin Forsett para correr el balón.

-Sur: Indianapolis Colts (10-4) creció bastante en las temporadas posteriores a la ida de Peyton Manning. Encontró un quarterback brillante en el draft 2012 y supo reemplazar otras bajas sensibles. La ofensiva es muy poderosa y Andy Luck sabe cómo dar vuelta los resultados adversos. El punto flojo es la defensiva, sobre todo cuando lo atacan por aire, al permitir demasiados pases. Ganó los últimos cuatro compromisos y podrá descansar su plantel ante Tennessee.

-Oeste: Justamente, Peyton Manning es uno de los mejores mariscales de campo de la historia, incluso en el tramo final de su carrera en Denver Broncos (11-3). Comanda una ofensiva temible, que encontró una mixtura interesante con receptores endemoniados, como Emmanuel Sanders y Demaryius Thomas. Sin embargo, por tierra no es muy efectivo, pero logró cierto respeto con C.J. Anderson. En tanto, la defensiva tuvo algunos problemas porque no es la mejor de la conferencia ni mucho menos. No obstante, la inclusión de jugadores clave al comienzo del año está dando frutos recién ahora. Por supuesto que es candidato a jugar el Súper Bowl, pero en un mano a mano con Patriots llegaría en desventaja.
Por otra parte, Kansas City Chiefs (8-6) y San Diego Chargers (8-6) aún conservan las esperanzas para avanzar a postemporada. Ambos están en baja: Chiefs flaqueó bastante con tres derrotas clave, a pesar de su buena defensiva, y Chargers cayó ante Patriots y Broncos. El pleito entre ambos en la semana final podría ser dramático porque dependerán de lo que ocurra en la AFC Norte.

NFC (Nacional):
-Este: la pelea entre Dallas Cowboys (10-4) y Philadelphia Eagles (9-5) culmina con más acertijos que certezas. Hace algunas semanas, nada parecía augurar un cierre tan ajustado. Eagles perdió a Nick Foles y cayó en 3 de los últimos 5 juegos. La dependencia hacia LeSean McCoy es su única esperanza, ya que Mark Sánchez no da garantías como mariscal de campo.
El gran año de Cowboys debe sustentarse en varios factores, pero el más determinante fue la conformación de una línea ofensiva fuerte, que le permitió a Tony Romo consolidarse como líder y a DeMarco Murray en ser uno de los mejores corredores de la NFL, con records devastadores. A pesar de que perdieron regularidad y venían devorándose a sus rivales, Dallas jugó su mejor temporada en años y la ofensiva anotó 381 puntos. Sin ser brillante, la defensiva mejoró en 2014, aunque sufrió bastante en el tramo final de la campaña.
Ambos tendrán rivales dóciles para confirmar o no su clasificación. Aquí podrían pasar ambos o apenas uno de ellos. Dallas recibirá a Colts y definirá ante Redskins, mientras que Eagles viajará a Washington y a New York Giants.

-Norte: aquí también hay dos competidores que dirimirán al campeón de la división. Detroit Lions (10-4) y Green Bay Packers (10-4) vienen peleando su ingreso a los playoff con distintas armas y matices. Green Bay goza de un mariscal de campo frío y calculador, de los mejores en la liga. Aquí también se ha modificado la estructura ofensiva –como en Patriots- para vigorizar el juego terrestre con Eddie Lacy, una grata sorpresa para la franquicia. Así como el ataque es de lo mejor en la NFL, su aspecto más delgado está en la muralla. Packers arrastraba 5 triunfos seguidos, pero cayó en su último partido ante Buffalo. El encuentro decisivo será nada menos que ante Lions en casa. Packers está en condiciones de pelear las finales; no es necesario observar sus estadísticas porque juega estéticamente muy bien y eso es suficiente.
Detroit se armó desde hace tiempo y diagramó primero la estructura ofensiva, con la dupla Matt Stafford-Calvin Johnson. Luego, sumó elementos terrestres con Joique Bell y Reggie Bush y, simultáneamente, construyó la defensiva más dura de la liga. De pasar a playoff, este factor será concluyente porque si las ofensivas ganan partidos, las defensivas logran campeonatos. Viene de ganar tres en serie ante rivales débiles, pero cayó anteriormente ante Arizona y Patriots…

-Sur: al igual que la AFC Norte, en la Conferencia Nacional está la división Sur con sus equipos en plena vigencia para clasificar. Claro que solo uno lo hará y será con record negativo. New Orleans Saints (6-8) corre con una mínima ventaja, lo siguen Carolina Panthers (5-8-1) y Atlanta Falcons (5-9). Realmente, ninguno merece estar en postemporada porque sus actuaciones fueron paupérrimas en general. En la semana 16 se medirán Saints vs. Falcons y Carolina recibirá a Browns. En la jornada final, Saints irá a Tampa, mientras Carolina y Falcons se destrozan en Atlanta. El más perfilado es Panthers porque ganó sus últimos dos partidos, pero New Orleans es, en líneas generales, el mejor equipo. Falcons venía en alza, aunque últimamente se derrumbó.

-Oeste: Seattle Seahawks (10-4) es el ejemplo a la redención. El ganador del Súper Bowl tuvo que lidiar con las bajas y las lesiones. Tras un comienzo gris, sumado al típico bajón que sufre todo campeón, Seattle ya está encaminado para batallar en postemporada porque su defensiva volvió a admitir pocos puntos (242) y a consentir pocas yardas. Además, mejoró su ataque, logrando 339 tantos marcados. Así, Seahawks luce como un conjunto equilibrado, con una ofensiva mixta efectiva, liderada por Marshawn Lynch, uno de los mejores corredores de los últimos tiempos. Los conducidos por el talentoso mariscal Russell Wilson ganaron 7 de los 8 juegos recientes, cayendo únicamente ante el duro Kansas City Chiefs y, al comienzo de la liga, con Rams, Dallas y Chargers. El entrenador Peter Carroll conformó un grupo sólido y atraviesa un magnífico momento. Seahawks es candidato al Súper Bowl por su recuperación y podría quedarse con la división si supera a Cardinals en la siguiente jornada y a Rams en la última.
En tanto, Arizona Cardinals (11-3) supo construir un equipo competitivo gracias a la férrea defensiva, ubicada como la tercera que menos puntos permite. Esto le alcanzó, a pesar de que su ataque es acotado y no anotó muchas unidades en la temporada (287). Ganó sus últimos dos juegos para llegar afilado al cierre. Esto es importante porque el plantel debe confiar en el mariscal Drew Stanton, quien reemplazó al lesionado Carson Palmer. Al estar clasificado, podrá reagruparse para la postemporada. Solo debe dirimir con Seahawks quién se quedará con la división.