Gran inicio de la NFL con Steelers y Patriots

Durante la pretemporada, New England (2-2) y Pittsburgh Steelers (1-4) trataron de acondicionar a los nuevos jugadores, sin importar los resultados. Los cambios en ambos equipos han sido significativos, sobre todo en las defensivas, y necesitarán reconstruirlas para consagrar un buen año, aunque dudo que alguno de estos monstruos puedan alcanzar las finales en postemporada.

Para el ganador todo es más fácil. Y en un equipo que ha disputado 6 de los últimos 14 Súper Bowls no existen presiones, sólo nuevos desafíos. New England es uno de los conjuntos dominantes de la NFL contemporánea y su estructura es motivo de envidia y admiración. Cada año, la franquicia originaria de Boston renueva sus objetivos en pos de disputar el Tazón. Sin embargo, como sucedió con otras dinastías, los grandes equipos están ligados a nombres trascendentales. Tal el caso de Patriots con Tom Brady, uno de los mejores quarterbacks de la historia. En poco tiempo –y aún se desconoce- el mariscal de campo de 38 años se despedirá en New England y deberán encontrar un sucesor.

Luego del papelón del “deflagate” y el levantamiento de la sanción a Brady, de cara al 2015 Patriots luce algo desequilibrado, ya que perdió jugadores importantes en la secundaria como Darrelle Revis (CB) y Brandon Browner (CB) y también al defensivo más emblemático Vince Wilfork (NT). Para contrarrestar las bajas defensivas, incorporó a Bradley Fletcher (CB, Eagles) y en el draft tuvo poco peso, pero sumó a tres linieros defensivos (Brown, Grissom y Flowers). En el backfield sufrirá la baja de LeGarrette Blount (RB) durante algunas semanas tras la suspensión por consumir sustancias nocivas, además de las idas de Shane Vereen (Giants) y Jonas Gray (Dolphins). Obviamente, la apuesta de Bill Belichick continúa siendo Brady y sus secuaces Julian Edelman y Rob Gronkowski, a pesar de haber cortado a último momento a Reggie Wayne.

Por su parte, el conjunto liderado por Ben Roethlisberger está en condiciones de buscar un lugar en postemporada. El año pasado sufrió bastante por bajas y lesiones y, así y todo, Pittsburgh se clasificó a los playoffs. La base del equipo ofensivo se asentó, pero su talón de Aquiles es la defensiva. Por ello, Steelers cambió al coordinador defensivo y contrató a Keith Butler. El retiro imprevisto de Jason Worilds, y el esperado de Polamalu, acentuaron las preocupaciones que ya se habían generado con las salidas de Brett Keisel (DE) y Ike Taylor (CB). En el lugar de Worilds estará el novato Bud Dupree. “Los Acereros” necesitan reconstruir su muralla para considerarse serios candidatos.

En la ofensiva, Pittsburgh tendrá bajas importantes en las primeras semanas por las suspensiones de Le’Veon Bell (RB) y Martavis Bryant (WR). En la agencia libre incorporaron al corredor DeAngelo Williams (Panthers) -quien reemplazará al suspendido Bell en las tres primeras jornadas- y al ex mariscal de campo de Philadelphia, Michael Vick, de un estilo totalmente diferente al de “Big Ben”.

Hoy es el comienzo del certamen 2015 de la NFL y la mejor manera de iniciarlo es con un gran duelo de gigantes en el Gillette Stadium.

Entradas populares de este blog

Pese a los arbitrajes, Rams y Patriots ganan con virtudes propias

Ronda Divisional: donde nacen los campeones

Guía para ver fútbol americano y entender el juego