Packers pasó a Seahawks y apunta alto

Green Bay superó como local a Seattle 27-17 y es uno de los equipos que ganó los dos partidos iniciales. Aaron Rodgers lanzó para dos touchdowns, Russell Wilson tuvo un buen partido pero fue interceptado y Eddie Lacy sufrió una lesión que lo marginó del juego.

Este duelo ya es un clásico de la NFC. Los cinco enfrentamientos recientes los ganó Seattle, incluso la final de conferencia de 2014. Por eso, Green Bay necesitaba un triunfo para demoler estadísticas y asegurar un futuro prometedor. Ganarle al finalista de los últimos Súper Bowls requería cierta estrategia porque Seahawks ostenta una defensiva extraordinaria, a pesar de la derrota sorpresiva en la semana inicial.

Anoche, Packers supo contener desde la trinchera los avances de Russell Wilson y Marshawn Lynch, quien totalizó apenas 41 yardas en acarreos. Este factor fue clave, sobre todo en el último cuarto, ya que el encuentro tuvo tramos desfavorables para los “empacadores” en el tercer período. Green Bay asumió el control del partido hasta el medio tiempo, con un par de goles de campo y un touchdown de James Jones, tras el pase de Rodgers de 29 yardas. Richard Sherman se mareó por las acciones del quarterback y sus receptores. La falta de Kam Chancellor está demoliendo a la secundaria y el jugador se niega a presentarse hasta que le renueven el contrato.  

El dramatismo se apoderó del partido en el tercer período, cuando Seahawks lo dio vuelta con dos anotaciones, una del veterano Fred Jackson (ex Bills) y otra aérea desde Wilson hacia Doug Baldwin. Seattle perdía 3-13 y pasó a ganarlo por cuatro. El juego terrestre de Lynch no prospera como antes y Jimmy Graham (TE) está adaptándose para ofrecerle otro perfil al equipo. Da la impresión de que Wilson está lanzando más de lo que Lynch corre y ese cambio lo veremos todo el 2015.

La diferencia del duelo llegó sobre el último cuarto. Packers anotó con un pase a Richard Rodgers y posteriormente la defensiva se encargó de presionar a Seattle. Jayrone Elliott interceptó con una mano a Wilson y Fred Jackson cometió un fumble que sentenció las ambiciones de la visita. La debacle de Seahawks fue tal que K.J. Wright fue expulsado por una acción violentísima contra Richard Rodgers. 

Green Bay no le teme a ningún rival y cuenta con equipos muy poderosos. Es hora de que los rivales se sientan intimados por Aaron Rodgers y compañía. Su estructura ofensiva no se resintió a pesar de la lesión de Jordy Nelson y los novatos Richard Rodgers (2014), Davante Adams (2014) y Ty Montgomery (2015) están sumando recepciones, junto a los experimentados Randall Cobb y James Jones.

La fuerza aérea luce intacta, la defensiva se fortalece año a año y el juego terrestre ha crecido en las últimas campañas con Eddie Lacy, aunque su lesión ante Seattle está alertando a la franquicia. Packers es candidato natural en la Nacional aún con bajas sensibles porque tiene recambio. Sin embargo, los playoffs resultan incómodos para Mike McCarthy, quien deberá retorcer los fantasmas para generar miedo y no arrastrarlos hacia adentro.

Líderes GB: A. Rodgers 25 de 33 pases (249 yardas, 2 TD / J. Starks 20 acarreos (95 yardas) / R. Cobb 8 recepciones (116 yardas).
Líderes SEA: R. Wilson 19 de 30 pases (206 yardas), 2 TD / R. Wilson 10 acarreos (78 yardas) / D. Baldwin 7 recepciones (92 yardas), 1 TD.


Entradas populares de este blog

Pese a los arbitrajes, Rams y Patriots ganan con virtudes propias

Ronda Divisional: donde nacen los campeones

Guía para ver fútbol americano y entender el juego