El sábado se juega el XI Tazón argentino

La Liga Argentina de Fútbol Americano llegó a la etapa definitiva. El próximo sábado 24 de octubre, a las 16:00, se disputará la gran final que pondrá en juego el Tazón Austral 2015. El partido se llevará a cabo en las instalaciones del Club Champagnat de Pacheco, donde Tiburones y Corsarios serán los rivales de un duelo apasionante.

Tras 15 semanas de temporada regular, Tiburones fue el mejor de todos. Basados en el poderío de su corredor, Augusto Bazán, y en una defensiva impenetrable, “Los Escualos” dominaron la liga de punta a punta al ganar todos sus partidos. Además, anotaron 235 puntos y solo permitieron 95. Si dividimos esas cifras por los 10 juegos de la campaña, el resultado promedio de Tiburones por partido sería 23,5 a 9,5. Demoledores.

El rival alcanzó los playoff recién en el tramo final de la campaña, demostrando que Corsarios es un equipo anímico por donde se lo mire. Tuvo muchos jugadores lesionados y varias ausencias en instantes clave del campeonato, pero en las fechas concluyentes ganó los partidos que necesitaba para la clasificación. El juego terrestre que nace en Federico Poy es el arma más poderosa del ataque de “Los Piratas”, al haber sumado 1345 yardas, con 22 touchdowns por acarreos. Ahora, sus números bajan a la hora de lanzar, aunque ante Cruzados pudo enviar pases de anotación.

En semifinales, Tiburones no dudó a la hora de demoler a Legionarios y lo blanqueó 30 a 0, para jugar su tercera final consecutiva. Bazán logró dos anotaciones, pero luego fue expulsado por no salir del campo con la casaca rota. Así son las reglas… Pero Tiburones también anotó con pases de Alan Kotliar hacia Bezruk, Maurice y Barraquero. De este modo, “Los Escualos” demostraron que pueden jugar también por aire.

Por su parte, Corsarios contó con un jugador clave para ganarle a Cruzados –el bicampeón- en la instancia anterior por 40 a 6. Tomás Kouba se recuperó de una lesión y regresó con todo, al marcar 5 touchdowns y realizar 2 intercepciones en defensa. El quarterback Poy es fundamental para el juego ofensivo, ya que solo fue superado por Bazán –corredor de Tiburones- en yardas totales sumadas por tierra.

Ambos equipos llegan en alza a una final muy esperada. Coinciden en la dependencia hacia sus corredores principales, Bazán y Poy para imponer sus respectivos juegos de ataque por tierra. En semifinales también supieron lanzar pases para desarrollar la alternativa del juego aéreo. Las dos defensivas se mostraron sólidas y la que no flaquee el sábado, posiblemente, sea la responsable del triunfo…y del título.

-Desde 2014, la Liga Argentina se disputa en la cancha de césped sintético del Club Champagnat, un escenario ideal para la práctica del fútbol americano. El nivel competitivo elevó los rendimientos y potenció a los equipos para brindar un nivel de juego más atractivo. Por segundo año consecutivo, los clasificados a playoff fueron las mismas escuadras, relegando a Jabalíes y Osos Polares al descanso anticipado.

-La práctica de este deporte continúa en ascenso en nuestro país, con seis conjuntos establecidos, más tres de juveniles y también un grupo de mujeres que ensayan “flag-football”, una versión moderada sin equipos ni golpes permitidos. También están conformadas desde hace un par de años las ligas de Córdoba y de Rosario, confluyendo todas en el seleccionado argentino “Los Halcones”.

-FINAL F.A.A. 2015 – Sábado 24/10, a las 16:00, en Pacheco II (Club Champagnat)
Tiburones vs. Corsarios.
-Medios de comunicación: para acreditarse enviar un correo electrónico a prensa@faarg.com.ar
-Transmisión en vivo por http://www.tycsportsplay.com/

-Todos los campeones F.A.A.:
2005 Tiburones (1)
2006 Jabalíes -1-
2007 Tiburones (2)
2008 Cruzados (1)
2009 Cruzados (2)
2010 Corsarios (1)
2011 Legionarios -1-
2012 Corsarios (2)
2013 Cruzados (3)
2014 Cruzados (4)
2015 Corsarios (3)

Imágenes: www.faarg.com.ar

Entradas populares de este blog

Pese a los arbitrajes, Rams y Patriots ganan con virtudes propias

Ronda Divisional: donde nacen los campeones

Guía para ver fútbol americano y entender el juego