Cómo llegan Steelers y Patriots a la final AFC

Pittsburgh Steelers vs. New England Patriots, definirán el título de la Conferencia Americana (AFC). El encuentro se disputará el domingo a las 20:40 (ARG) y quien gane jugará el próximo Super Bowl.

Pittsburgh Steelers. Se quedó con su división tras 11 triunfos y 5 derrotas. Ganó los últimos 7 partidos de la campaña regular, con una notoria mejoría en la faz defensiva. Su calendario fue bastante complicado, sobre todo al inicio del certamen, cuando tuvo que enfrentar a Redskins (38-16), Eagles (3-24), Chiefs (43-14), Patriots (16-27) y Cowboys (30-35), además de los duros juegos divisionales ante Bengals y Ravens.

A pesar de la clasificación, el año resultó dramático. Comenzó con la suspensión de Martavis Bryant (WR) y algunas lesiones importantes, como la de Bud Dupree, vital para la secundaria de Pittsburgh. De hecho, hasta su regreso, el equipo defensivo fue de mediocre hacia abajo, pero cuando se reinsertó en el equipo, Steelers mejoró en la trinchera. Asimismo, la defensa se alimentó de energía con James Harrison y el contagio alcanzó al resto de sus compañeros.

Pittsburgh tuvo pocos partidos con triunfos holgados y de las 11 victorias solo en 5 sacó más de 10 puntos de diferencia. En postemporada, ancló a Dolphins con jerarquía, imponiendo lo mejor de su actividad ofensiva. Luego, dejó en el camino al duro e impredecible Kansas City. Aunque su ataque no concretó ningún touchdown, el rol de la defensiva fue brillante y, posiblemente, Chiefs haya sido un ensayo de lo que podría ser el duelo ante Patriots: existen algunas similitudes entre el equipo de Tom Brady y el que conduce Andy Reid, sobre todo por el trabajo de sus receptores, la utilización de las diagonales para los lanzamientos y el trabajo del backfield. Claro que la gran diferencia está en el talento de los jugadores.

En consecuencia, Steelers llega habiendo transitado todo tipo de experiencias, con el espíritu por las nubes, sin lesionados y la capacidad de detener a cualquier rival. También es cierto que podría perder con facilidad ante New England si la defensiva se fractura, pero esa regla aplica a todos los rivales que se midan con el multicampeón.

New England Patriots. Ganó su división con 14 triunfos y solo dos derrotas. Se clasificó “caminando” con Tom Brady suspendido durante las cuatro fechas iniciales. Sin él, sacó 3 victorias, todo un presagio de lo que sería la temporada regular. Careció de rivales de peso en un tranquilo transitar hasta la postemporada, ya que los integrantes de su división no fueron muy competitivos -Jets, Bills y Dolphins-. Fuera de esos contrincantes, chocó con Steelers (27-16), Seahawks (24-31), Ravens (30-23) y Broncos (16-3).

Patriots sufrió la baja de su “as de bastos”, Rob Gronkowski, pero pudieron suplirlo con un grupo de receptores emergentes muy buenos, aunque ya se habían atajado con la incorporación de Martellus Bennett. Continuando con el trabajo ofensivo, Bill Belichick supo armar un backfield potente –algo prácticamente inédito en este equipo- con LeGarrete Blount y Deion Lewis. “Pats” anotó 51 touchdowns en temporada con un equilibrado ataque, que supo aplicar jugadas en serie, lanzamientos y acarreos.

Pero lo más destacado de la franquicia es el dispositivo defensivo que diagramaron los entrenadores, tanto para detener los pases rivales como para impedir acarreos. Llevó un par de años, pero New England fue el equipo que menos puntos permitió en toda la NFL. Este es el mejor logro de la campaña.

El partido divisional ante Texans fue el más fácil de los duelos de postemporada. Incluso Tom Brady jugó incómodo ante una defensiva agresiva. Steelers no tiene la trinchera de Houston, pero es una unidad que creció muchísimo y presiona con dureza al rival. Este encuentro no debe estudiarse con las estadísticas porque la realidad es diferente a lo que ambos venían realizando en temporada regular.

Entradas populares de este blog

Pese a los arbitrajes, Rams y Patriots ganan con virtudes propias

Ronda Divisional: donde nacen los campeones

Guía para ver fútbol americano y entender el juego