Ronda Divisional: donde nacen los campeones


Los Juegos de la Ronda Divisional son los más atractivos de la postemporada. Aquí es donde los equipos arriesgan hasta el límite por última vez, ya que en las finales se juegan demasiado, previo al Super Bowl. Es por ello que se forjan los futuros campeones de la NFL, ya sean los más consolidados o los que dan el paso adelante para ser considerados candidatos. 

Colts vs. Chiefs (sábado 18:35): Indianapolis crece a medida que transcurren las semanas y, ante Texans, demostró ser un equipo poderoso, a pesar de la pobreza ofrecida por Houston en el juego de comodines. Andrew Luck cuenta con una OL sólida que lo protege y TY Hilton atrapa todo lo que el QB le envía. Además, Colts desarrolló un excelente juego por tierra con las casi 150 yardas de Marlon Mack, lo que potencia aún más las posibilidades ofensivas ante Chiefs, un conjunto temible en ataque y algo débil en la defensiva. Bajo las órdenes Patrick Mahomes, Andy Reid mejoró las variables de ataque desarrolladas en el pasado con Alex Smith porque el ex Texas Tech demostró capacidades explosivas tanto por aire como por tierra, aunque a veces toma decisiones apresuradas y en los playoffs no habrá lugar para los errores.
>Colts: Andrew Luck atraviesa el momento clave de su carrera porque está a punto de convertirse en un QB veterano, con todo lo que ello representa. Posee la madurez perfecta para dar el salto que todos esperamos desde 2012.
>Chiefs: Un equipo desequilibrado debe anotar más de lo que le conviertan. Así llegó Kansas City a postemporada. Sin embargo, en estos duelos deberá emerger la defensiva o el final será anticipado. Para colmo, Eric Berry sigue entre algodones.

Cowboys vs. Rams (sábado 22:15): Habrá dos locomotoras protagonistas de un duelo impredecible. Ezekiel Elliott y Todd Gurley son dueños de las 2.685 yardas que sumaron en la temporada. Así, el papel de las defensivas será un factor determinante porque Dallas corre mejor de lo que lanza, pero Los Angeles es tan bueno por aire como por tierra. Este desbalance se equilibra en las estructuras de defensa porque Cowboys viene siendo fuerte y difícil de doblegar, pero Rams ha ido en picada. Estos jóvenes equipos son comandados por mariscales de poco rodaje y fueron castigados en 2018. Jared Goff sufrió la baja de su socio principal, Cooper Kupp, y esto lo desmoronó, a pesar de haber incorporado a Brandin Cooks. El caso de Dak Prescott tiene que ver con un cambio radical en el cuerpo de receptores: no obstante, la llegada de Amari Cooper le dio un respiro a tantas críticas y mayor confianza a sus envíos. Ambos QB´s aún tienen mucho por demostrar y se apoyan bastante en sus corredores, sobre todo Prescott, que utiliza mejor su físico ante posibles capturas.
>Cowboys: Si Elliott es la punta de lanza del ataque, los frontales de la defensiva son quienes tendrán la responsabilidad de detener a la poderosa ofensiva de Rams. Tal como anularon a Russell Wilson hace una semana, ahora deberán presionar con agresividad a Goff, que ya viene algo nervioso.
>Rams: Si la defensiva no cuenta, al menos deberán intentar frenar a Elliott de alguna manera. De lo contrario, el plan B es bienvenido: anotar lo más que puedan para no dejar dudas en ataque. Los Angeles cuenta con las herramientas necesarias para depender solo de su ataque.

Chargers vs. Patriots (domingo 15:05): Es un duelo extraordinario por lo que representan ambos mariscales veteranos. Uno con 5 títulos de Super Bowl y el otro con una historia de récords en Chargers. Los conducidos por Tom Brady han disputado 10 postemporadas de manera consecutiva y son los rivales a vencer en la AFC. Este 2018 han tenido un perfil bastante bajo y Bill Belichick forjó un equipo en silencio. El juego terrestre terminó consolidándose con el novato Sony Michel y la defensiva contra la carrera es respetable. Ahora bien, contra el pase, la defensa es tan mala como tantas en la NFL, y con Devin McCourty lastimado o ausente, las posibilidades de New England por detener a Philip Rivers y su cuerpo de receptores pueden disminuir. Los Angeles viene de hacer retroceder a la defensiva de Baltimore y de silenciar al ataque de Lamar Jackson sin despeinarse. Esta vez, tendrá adelante a nada menos que Brady, Gronkowski, Edelman y compañía; un reparto muy diferente...
>Chargers: Melvin Gordon viene jugando lesionado y ante Ravens salió lastimado. Aunque no dependa exclusivamente de sus acarreos, el trabajo del RB titular es vital para el descanso de Rivers y necesario para las jugadas de distracción. Sin un ataque mixto –con pases y juego terrestre- la defensa de Patriots tendrá el libreto que espera.
>Patriots: El laboratorio de Belichick y McDaniels (OC) ha demostrado capacidades para todo tipo de inventos o modificaciones. James White dejó de correr y participa más como receptor, Patterson es protagonista de una historia similar, Hogan pasó de WR1 a WR3, y Gordon llegó para ser titular. Nadie tiene asegurado el puesto y la gloria porque la receta está en demostrar titularidad en los minutos que les toque jugar.

Eagles vs. Saints (domingo 18:40): Es la mejor propuesta de la ronda divisional. No solo porque juega el campeón, sino porque lo hará ante el candidato de oro de la Conferencia Nacional. New Orleans arrancó el año decidido a jugar el partido número 19. Para ello, conformó una defensa competitiva y también recuperó su backfield hasta convertirlo en el más explosivo de la liga. Drew Brees (39) tuvo una campaña notable -con apenas 5 intercepciones- y 32 touchdowns. El dueto de corredores –Ingram II y Kamara- sumaron 1.528 yardas y 20 anotaciones por tierra. Y el cuerpo de receptores se complementó a la perfección, sobresaliendo Michael Thomas, con 1.405 yardas aéreas. En el aspecto defensivo, fue la segunda mejor en permitir yardas, pero flaquea –como muchas otras- al momento de permitir pases. Ese podría ser un factor decisivo ante Eagles, un equipo que solo lanza y corre poco, y que viene tocado con la varia mágica de Nick Foles. Philadelphia entró por la ventana a la postemporada pero eliminó a la poderosa defensa de Bears con el toque impredecible y valiente de su mariscal de campo. Las jugadas de engaño serán nuevamente motivos de sorpresa y la defensa de Sean Payton tendrá que superar escollos siendo más agresiva.
>Saints: El poderío ofensivo es tan variado como destructivo. La conducción de Brees y sus deseos de retiro con gloria fueron el hilo conductor del equipo. Así y todo, dependerán de la defensa, que no está del todo segura cuando le sueltan pases. Foles será impredecible y su amenaza constante.
>Eagles: Aunque las miradas vayan hacia aspectos más atractivos, el duelo defensivo definirá el partido. Cox y Bennett han intimidado a Trubisky la semana pasada, algo que no será tan fácil con Brees.

Entradas populares de este blog

Pese a los arbitrajes, Rams y Patriots ganan con virtudes propias

Guía para ver fútbol americano y entender el juego